Locales

DESTROZAN CUADROS Y PLACAS HOMENAJES A POLICÍAS CAÍDOS, DENTRO DE LA COMISARÍA PRIMERA DE RAMALLO. MALESTAR POR LA PASIVIDAD Y RESPUESTAS TARDÍA DE LA POLICÍA.

La jefatura brillaba por su ausencia

Ayer viernes 20 de enero, dentro de la sede de la Policía Comunal de Ramallo (Av. Belgrano 652) ocurrió un episodio incomprensible. Según lo informado por el propio parte de prensa de la jefatura policial, un individuo que se mostraba agresivo y violento profiriendo insultos al personal policial de turno, sin ningún impedimento ni accionar por parte de los efectivos policiales presente ni la jefatura, decide arrancar de la pared de la dependencia policial las placas y fotos que allí se exhiben en homenaje y conmemoración, perpetuando a los efectivos fallecidos en cumplimiento del deber en el histórico y recordado acontecimiento del “Asalto a la empresa Fiplasto”.

Seguidamente y no conforme con lo realizado, el violento sujeto sale de la dependencia policial recorriendo unos pocos metros (hasta el cantero central de la Av. Belgrano) donde se emplaza también un monolito homenaje frente a la Comisaría, estrellando los cuadros contra el monumento y destruyéndolo en su totalidad.

Luego de este lamentable saldo de violencia y destrucción, el vándalo se niega con golpes e insultos a ser aprehendido. Se logra establecer que el atacante es una persona de 38 años con problemas de salud mental.

Ayudantía fiscal dispone se lo notifique de la formación de la causa por “Daños – Resistencia a la Autoridad” y sea derivado al hospital local a los fines de realizar evaluación interdisciplinaria bajo la ley de salud mental. Recuperando la libertad.

Indignación fue el sentimiento generalizado de la comunidad y en especial de los familiares de los policías homenajeados, a los cuales se les destruyó los recuerdos de sus seres queridos. Existiendo un malestar para con la fuerza policial que no actuó con la celeridad necesaria que evitara este nivel de vandalismo, una pasividad e indiferencia difícil de entender. Como tampoco se puede entender la ausencia de la jefatura policial, la cual no se encontraban en funciones en la dependencia. Una policía que sigue siendo fuertemente cuestionada por sus irregularidades y falta de respuestas, pero nada parece cambiar.

Comentarios
Volver arriba