Skip to Content

SOBREPRECIOS EN RAMALLO: FALTA DE CONTROL MUNICIPAL Y EMPATÍA DE LOS COMERCIANTES !!!

SOBREPRECIOS EN RAMALLO: FALTA DE CONTROL MUNICIPAL Y EMPATÍA DE LOS COMERCIANTES !!!

Be First!
marzo 27, 2020 General, Locales, Noticias, Servicios

Un barbijo a $500; un kilo de carne que aumenta casi $100 en un par de días; el kilo de pollo que aumenta tres veces en la misma semana. Seguramente algo de esto te pasó en estos días. No estamos en el año 1989, el presidente no es Alfonsín y no estamos en la época de la hiperinflación. Es el año 2020 y estamos atravesando una pandemia. El mundo está en crisis, pero no solo sanitaria. También humanitaria. Los valores de muchos parecen estar en crisis. En un momento en el que necesitamos la solidaridad de todos, en Ramallo tenemos que lidiar con la miseria de unos cuantos. Grandes y pequeños comercios que se aprovechan del miedo, de la psicosis y de la falta de recursos que está generando el Coronavirus. Trabajadores que no pueden trabajar y no saben qué van a comer mañana, van a comprar con lo poco que tienen y se enfrentan a la falta de escrúpulos de los comerciantes que suben los precios según su propio criterio, sin cumplir lo que dictó el presidente de la Nación: retrotraer los precios al 6 de marzo. Lejos de esto, remarcan los precios de los productos básicos, de esos alimentos de los que no podemos prescindir. Pero algunos van más allá y no les alcanza con aumentar los precios. Los supermercadistas chinos también cobran un porcentaje extra si abonas con tarjeta de débito. Aunque esto último no es novedad en Ramallo. Desde hace tiempo, diferentes comercios ponen en práctica esa modalidad de cobro. Y no solo los chinos, son varios los comercios que lo hacen, de diferentes rubros (corralón, pañalera), pero esto es tema de otra nota.
Ahora bien, este comportamiento repudiable parece ser avalado por quienes deben velar por los intereses de la comunidad. No hay un solo control de precios, no hay inspectores en la calle, no hay un lugar donde radicar lasdenuncias. Los funcionarios consultados sobre este tema no se cansan de repetir que la municipalidad dio a conocer los teléfonos útiles para denunciar este tipo de prácticas. Pero como todos sabemos, nos ponen a disposición un teléfono de reclamos a nivel provincial y no local. ¿Qué pasó con la OMIC? Poletti la desarticuló antes de dejar su cargo y la gestión de Perié aún no la ha vuelto a poner en funcionamiento. ¿Por qué municipios vecinos sí pueden llevar adelante controles y hasta clausuran comercios, con personal propio? El municipio de Arrecifes multó a tres supermercados por suba de precios a través de su Dirección de Comercio y Oficina de Compras.
¿Por qué Ramallo no es capaz de llevar un control sobre las prácticas maliciosas y multar como corresponde a los culpables? Lanzar un paquete de medidas que ayuden a la convivencia social es muy útil. Pero si nadie se va a encargar de hacerlas cumplir, de poco sirve tanto esfuerzo.
Una vez más, somos los medios de comunicación los que tenemos que canalizar este tipo de denuncias, porque la gente no tiene a quién recurrir. Los medios podemos hacer visible un problema y ayudar a encontrar una respuesta, pero no cargamos con la responsabilidad y la obligación de arribar a una solución. ¿Acaso, no es la Secretaría de Gobierno y el área de Habilitaciones los que tendrían que organizar un cuerpo de inspectores para recorrer los comercios? Son muchas preguntas las que nos hacemos y muchas denuncias que nos llegan por parte de los vecinos, que están enojados. Cuidarnos entre todos también es no aprovecharse de una situación crítica, por la que todos estamos pasando. Los dueños de los comercios también están en medio de esta pandemia. Dios no quiera que terminen con los bolsillos llenos de dinero, pero sin poder disfrutar

Anterior
Siguiente

Responder

Tu email no será publicado.Campos requerido *

*

four + ten =